Menos que un perro

Menos que un perro

El mundo que compuse

Charles Mingus

Más detalles

Género: Jazz / Swing

9788418404221

400 páginas

13,5 x 21 cm., encuadernado en rústica con solapas

Stock: 1

23,08 €

Charles Mingus nació en 22 de abril de 1922 en Nogales, Arizona, y murió el 5 de enero de 1979 en Cuernavaca, México. El contrabajista más influyente de la historia del jazz y que para muchos es, junto con Thelonious Monk y Miles Davis (las tres M), una de las tres leyendas de los cincuenta y sesenta, vivió por y para la música, y más allá de las razas y del color de la piel. Este libro es pura dinamita. Al igual que las autobiografías de Jelly Roll Morton, Louis Armstrong o Billie Holiday, dice más sobre la psique estadounidense en general y la lucha de la comunidad negra en particular de lo que sociólogos y psicólogos nunca podrán compartirnos en sus ejercicios academicistas no exentos de edulcorada censura e incómodas verdades.

He aquí las célebres memorias –salvajes, divertidas, demoníacas, atormentadas, escandalosas y, sobre todo, profundamente conmovedoras– del gran contrabajista y compositor de jazz Charles Mingus. De infectas chabolas a fastuosas mansiones, de las concurridas celdas del psiquiátrico de Bellevue al más absoluto recogimiento de una vida consagrada a la mística y a la soledad contemplativa. En Menos que un perro, que acabó de escribir ocho años antes de su muerte, Mingus rememora su infancia y adolescencia en Watts, el suburbio negro de Los Ángeles, durante los años veinte y treinta; vivencias marcadas por un padre diestro en el manejo del cinturón, una madrastra maniacopanteísta que no dejaba de citar la Biblia, y también marcada por los estudios de música clásica; su iniciación y aprendizaje no solo en el jazz, sino también en el inframundo callejero de chulos, prostitutas, camellos y matones; y sus años dorados en Nueva York en compañía de figuras legendarias como Duke Ellington, Lionel Hampton, Miles Davis, Charlie Parker y Billie Holiday.

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribir un comentario

Menos que un perro

Menos que un perro

El mundo que compuse