Agente provocador (Nº 5)

Agente provocador (Nº 5)

Nuestra misión es estar en desacuerdo

VV.AA.

Más detalles

Género: Contracultura

9788494619731

112 páginas

21 x 30 cm., encuadernado en rústica con solapas

Stock: 1

13,00 € impuestos inc.

Sumario

 

Primera parte: LA IMAGINACIÓN COMO CAMPO DE BATALLA Posesión y trance. Invocando a los espíritus para la revolución (Layla Martinez) | La Mujer Escarlata: la bruja Cameron, «cinderella of the wastelands» (Servilia Sirio) | Objetos heridos / Objetos que hieren número 1: La furgoneta más odiada y amada de Stephen King | Ciencia ficción: un campo de batalla para la imaginación (Grupo Visiones Peligrosas) | La invasión de un niño de Venus. Una entrevista con Shanti Iribar, el cantante que quiso derribar el último tabú, la última frontera: la sexualidad | Mi encuentro con Colin Wilson (Javier Sierra)

 

Segunda parte: CLANES URBANOS «Temblamos de frío y de odio pero estamos juntos» (Raúl Jiménez) | Una inestable y peligrosa fuerza de choque (Jordi Chantres) | Objetos heridos / Objetos que hieren número 2: El corsé que salvó la vida de la reina

 

Tercera parte: VISIONES PELIGROSAS Las debilidades de un editor falangista (Servando Rocha) | Objetos heridos / Objetos que hieren número 3: El libro que «mató» a John Lennon | Donald Trump (Ignatius Farray) | La misión de estar siempre en desacuerdo. Una entrevista a Guy Picciotto (Fugazi), por Pepo Márquez | El Loco Jack Churchill: una espada contra Hitler (Salva Rubio)

 

Cuarta parte: FUERZAS DE CHOQUE Sol y violencia. Un acercamiento a la Italian Occult Psychedelia a través del sello Boring Machines (Antton Iturbe) | La revolución inacabada. Una entrevista con Judy Gumbo, antigua militante de W.I.T.C.H. y los Yippies (Beatriz Egea) | Objetos heridos / Objetos que hieren número 4: El vestido rosa del gran asesinato | Cell 16 y la Revolución hiperfeminista (Diego Luis Sanromán) | Los mensajes del Agente Provocador.

 

 

 

 

Profusamente ilustrado

 

 «La nueva biblia de lo marginal se llama Agente Provocador». (El País)

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribir un comentario

Agente provocador (Nº 5)

Agente provocador (Nº 5)

Nuestra misión es estar en desacuerdo